Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 20 de abril de 2009

Hablar de sexo y tontear en el trabajo puede bajar la moral... sobre todo a ellos

Ellos se sienten más culpables que ellas en un 30%. Puede conducir a un sentimiento de culpabilidad que presione al empleado. También genera lo se denominaría "degradación moral de la oficina" y que es visto por el empleado como perjudicial para la productividadMuchas personas creen que coquetear y hablar de sexo en el trabajo puede estimular, otras muchas ven esto algo grosero y fuera de lugar. Un estudio recogido en Livescience, y rescatado en Foxnews, viene a acercarse más a los de la segunda opinión: hablar de sexo en el trabajo baja la moral.
El trabajo, realizado con 238 personas por la universidad de Toronto (Canadá), reveló que el efecto negativo se da más en hombres que en mujeres.
El 46% de ellos opinaron que se trata de algo molesto, en cambio, esa opinión fue sólo compartida por el 10% de las mujeres estudiadas.
"Muchas veces se relaciona este tipo de conductas, como el coqueteo, con pasos previos a acosos, sin embargo no tiene nada que ver", afirma Jen Berdhal, jefa de investigación de este estudio.
En el caso de los hombres muchos temen que "esto afecte a su vida familiar, incluso los hubo que se sintieron presionados, incómodos y algunos, hasta humillados", continúa la investigadora.
El estudio ofrece dos resultados que llevan al coqueteo en el trabajo a resultar molesto: por un lado, lo que llaman el "placer que hace sentir culpable".
Es como "cuando alguien sabe que come comida basura o snacks y aunque le gusta sabe que no es saludable", dice Berdhal.
El segundo se refiere a la "degradación moral de la oficina". Este haría que "el empleado piense de esas conductas que son poco profesionales y perjudica el ambiente de trabajo".

Este trabajo ha sido publicado en otros medios como el Journal of Applied Psychology.
(20minutos.es)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

National Missing Children Alerts