Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 17 de mayo de 2010

Nueva sábana que proteje de los gases olorosos que pueden arruinar tu relación de pareja

Los gases olorosos apestan para una relación, sobre todo si eres el que los recibe. Para conservar el amor en la cama, una solución podría ser The Better Marriage Blanket, una sábana beige con una capa de carbón que minimiza los olores desagradables. Ya sea que tu pareja esté luchando por digerir su comida, o que tirar gases sea un molesto hábito, esta sábana podría ser la solución necesaria para la alcoba, dice el comercial disponible en Youtube. La capa de carbón diseñada para absorber moléculas de flatulencias asegura ser increíblemente efectiva y hasta se emplea en trajes químicos militares. Este no es el primer producto que que promete salvar matrimonios. Ya hay varios artículos en el mercado que aligeran el sonido de ronquidos repetitivos, por ejemplo. Otro problema frecuente entre las parejas son los asientos de baño, por lo que compañía de aparatos en línea NewDavincis.com, vende el FLIPPER, un pedal que la tapa del asiento del baño se eleve con un solo paso para que el hombre no tenga que recordar volver a bajar la tapa. Estos inventos pueden sonar ridículos, pero los hábitos desagradables, por insignificantes que parezcan, pueden ser un verdadero problema en las relaciones, según expertos. Aunque un mal hábito no es la causa directa de una ruptura, puede ser un factor importante.

Las pequeñas concesiones son lo que nos mantiene unidos”, dijo Marty Tashman, consejero familiar y matrimonial de 35 años en Nueva Jersey. “Las pequeñas faltas de consideración son lo que nos separa”.

Ya sea aguantar la respiración de un gas o apretar los frascos de comida, los hábitos irritantes, que en su mayoría ocurren en el baño, alcoba o cocina, pueden ocasionar resentimientos. Tashman los describe como “una olla de presión”, y cuando le suben al fuego, hierve y eventualmente explota.

Hace algunos años, Michael Cunningham, comunicólogo investigador de la Universidad de Louisville en Kentucky, realizó un estudio sobre el efecto de los hábitos irritantes en una relación amorosa. Dijo que las reacciones y disgustos de alguien sobre un comportamiento repetido se llaman “alergia social”. Mientras más desarrollaran un “comportamiento alérgico”, más posibilidades tenían de responder con una reacción emocional negativa, según su estudio.

El asesor de relaciones y autor Williard Harley descubrió que las mujeres suelen decepcionarse más cuando los malos hábitos son de poca higiene. Explicó que las mujeres son más sensibles a los olores y a los detalles que los hombres.

Wendy Patterson, consejera matrimonial en Georgia, ha escuchado todo tipo de quejas de sus clientes. Le confían que sus hábitos van desde ruidos estomacales y picarse la nariz hasta dejar la puerta de la cochera abierta.

Aunque los dispositivos como la sábana Better Marriage Blanket están a la venta, aconseja a las parejas resolver el problema escuchándose. Aquellos que tienen el hábito no deben estar a la defensiva cuando se les confronta, y a los que les molesta, deben ser lo más cordiales para pedir el favor del cambio, no exigirlo.

Patterson dice que luchó con su esposo por años por el asiento del excusado. Finalmente discutieron el problema con mente abierta y llegaron a un compromiso, y si a él se le olvida bajar la tapa, se disculpa, dijo. Lidiar con pequeñas discusiones es una forma importante para crear la comunicación que se necesita para resolver problemas más importantes a la larga, dijo.

“La forma de acomodar el papel del baño, cerrar o no la cochera… no es gracioso si vives con eso. Si esa es tu experiencia hay mucho dolor de por medio, y uno termina diciendo: si me quisieras, harías esto…”, dijo.

Fuente: CNN

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

National Missing Children Alerts