Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 25 de octubre de 2009

La Iglesia de Nicaragua alerta de que Ortega se encamina a la dictadura


Correo Digital.com
MILAGROS LÓPEZ DE GUEREÑO
Oposición, sociedad civil y hasta la Iglesia católica nicaragüenses reaccionaron ayer al unísono contra la resolución del Tribunal Supremo que posibilita la reelección del presidente, Daniel Ortega, y la de 109 alcaldes en 2011, al tiempo que han anunciando acciones para impedir que el país centroamericano se convierta en una dictadura.
«Es momento de que todos nos unamos (...) para enseñarle al mundo y en particular a Daniel Ortega que con esta ilegalidad que ha cometido la corte, ordenada por él, no nos vamos a quedar de brazos cruzados», clamó el diputado, ex banquero y ex candidato presidencial Eduardo Montealegre.
Pero una de las voces más críticas fue la del obispo de Estelí y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Juan Abelardo Mata. «La triste realidad es que para los gobernantes, la Constitución es papel higiénico». Según el prelado, si Ortega sale reelegido, la dictadura se instalará y habrá un «pasar de cuentas y cortar cabezas a todo el que se oponga a sus intereses».
La tensión se desató porque el lunes, seis de los dieciséis magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) aprobaron un recurso de inconstitucionalidad interpuesto por Ortega el 15 de octubre sobre un artículo incluido en la Carta Magna de 1995 que impedía la reelección presidencial consecutiva.
«¿Cuál es el miedo?»
Ajeno a cualquier tipo de crítica, el líder sandinista dirigió, exultante de gozo, un mensaje con el que atacó a sus oponentes sin piedad. «Ya es (la del Supremo) una sentencia grabada en piedra e inapelable. Y esto es importante que lo tengan claro los oligarcas vendepatrias», dijo. Desafiante, preguntó «¿cuál es el miedo? En las elecciones, el pueblo es quien va a decidir. Tengan un poco de calma, esperen a 2011».
Con una verborrea sin freno, Ortega se lanzó a degüello contra el ex presidente Arnoldo Alemán y el propio Montealegre. «Ya deberían estar presos», clamó antes de confiar en ellos para que aprueben la reforma impositiva y el presupuesto general en el Parlamento. Sarcástico agregó, «yo les digo a estos señores que no se ahoguen en un vaso de agua, que para eso están las elecciones. Si nosotros estamos tan mal, ¿de qué se preocupan?». El presidente descartó «un golpe militar por la naturaleza del Ejército», integrado por ex guerrilleros sandinistas.
Por si acaso, los simpatizantes de Ortega tomaron las calles para bloquear cualquier intento de los opositores de organizar protestas, lo que no impidió que cientos de estudiantes tomaran cinco universidades en distintos puntos del país. De momento, el mandatario, quien regresó de nuevo al poder en 2007 tras dieciséis años en la oposición, aclaró los fundamentos sobre los que basa sus proyectos: «En Nicaragua sobran 'güevos'».

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

National Missing Children Alerts