Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 28 de febrero de 2009

Cae el zar de los secuestros en Colombia

Capturado el Rey de los secuestros.
CAE UN MITO

Uno de los terroristas más sanguinarios
El Ejército colombiano captura al zar de los secuestros de las FARC
El Negro Antonio llevaba cinco lustros en la banda terrorista
Salud Hernández-Mora BogotáActualizado sábado 28/02/2009 02:10 horas

Su nombre es sinónimo de secuestro. Con solo mencionarlo, temblaban
algunos pueblos de Cundinamarca, el departamento que envuelve la
capital colombiana. Más de dos décadas dedicado a esa macabra industria con la precisión de un relojero, amén de practicar toda la gama de los más abominables crímenes terroristas, le convirtieron en una suerte de mito para sus compañeros y en una pieza cotizada para las fuerzas militares que le seguía los pasos desde hace tiempo.

Bernardo Mosquera Machado, 'El negro Antonio', es un hombre
corpulento, implacable, una anguila escurridiza para las autoridades
que estuvieron a punto de capturarle varias veces. Tropas de la V
Brigada del Ejército colombiano lo apresaron el viernes por la mañana
(tarde en España) después de un duro combate en una zona agreste del
páramo del Sumapaz, una joya de la Naturaleza en el centro del país,
que sirve de madriguera a las FARC.

Junto a él detuvieron a otros siete guerrilleros de la columna
Antonio Nariño del Frente 41 de la citada banda terrorista y dieron de
baja a otros 10. Con la cuadrilla había un civil, Efraín Mendoza Gamba,
a quien habían secuestrado ocho días atrás en Ibagué, capital del
Tolima, a unas cinco horas de Bogotá. 'El negro Antonio', nacido en el Chocó, en la costa pacífica, hace 53 años, ingresó a las Farc en 1983 en el otro extremo del país, en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela.

Aunque su historial delictivo arrancó al poco de alistarse en la
guerrilla, su nombre comenzó a sonar con fuerza en Bogotá a finales de
los 90 y principios del nuevo siglo. 'El negro Antonio' era entonces
miembro del Frente 42, que tenía su centro de operaciones en un amplio
cinturón que circundaba la capital colombiana, sobre todo en pueblos
que suelen ser refugio de los capitalinos los fines de semana.

Pactaba con los delincuentes comunes

En una época solía ir acompañado de una guerrillera apodada
'Shirley' para perpetrar los secuestros. En ocasiones acordaban con
delincuentes comunes que éstos cogerían a las víctimas en las calles de
los núcleos urbanos, para luego comprárselo por cifras irrisorias
comparadas con los elevados rescates económicos que exigía. Los
integrantes de las FARC los trasladaban al monte y él o alguno de sus
secuaces negociaba un acuerdo con la familia.

Uno de los casos más aberrantes que protagonizó fue el secuestro del industrial japonés Chikao Muramatsu,
por quien exigía 18 millones de euros. Lo retuvo tres años y en una
ocasión en que los guerrilleros que lo custodiaban sintieron las tropas
del Ejército cerca, le asesinaron de forma vil.

Cuando las Fuerzas Militares lograron la casi aniquilación del
Frente 42, en el 2003 el 'Negro Antonio' recibió la orden de encargarse
de las finanzas del Frente 40, en el Meta, dedicado sobre todo al
tráfico de cocaína. Pero no se limitaba a atesorar riqueza para las
FARC y para su propio bolsillo, seguía haciendo todo tipo de atentados
terroristas tanto contra policías y militares como contra la población
civil.

Experto en explosivos y en combate, participó en su larga vida
criminal en cruentos asaltos guerrilleros a poblaciones apartadas, en
asesinatos de gente desarmada, en siembra de campos minados donde
cayeron varios niños. Hasta robó medicinas en una parroquia de una
vereda pobre. Vivía con una mujer pero se le conocían tres amantes fijas.

Para las FARC supone otro golpe duro a solo dos días del primer aniversario de la muerte del comandante 'Raúl Reyes',abatido en un bombardeo. Fue el primer miembro del Secretariado en caer, un hecho que supuso un punto ruptura en la batalla contra el terrorismo en Colombia.

Fuente:
El Mundo. España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

National Missing Children Alerts