Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 22 de noviembre de 2008

Elecciones municipales 2008 - Nicaragua

Elecciones municipales 2008 - Nicaragua Hoy
Opinión: 11/21/08, 7:22pm

Por Julio Ignacio Cardoze

El Pacto Alemán-Ortega maneja el Consejo Supremo Electoral por medio de trampas y manipulaciones, y algunos medios de comunicación, en vez de destaparlos, mas bien les hicieron el juego, creando en la ciudadanía falsas expectativas, incitándolos a participar en un juego manipulado que era obviamente viciado y al que fueron mas que advertidos de que se preparaba un gran fraude electoral. Hubo quien erróneamente confió en un voto masivo, y que la avalancha fuera de tales proporciones, que el fraude no tuviera lugar. Falsas ilusiones. Llegaron las elecciones después de repetidos actos fraudulentos. Se las robaron como era de esperarse. Que se las robaron solo puede haber sido sorpresa para los muy ingenuos.

Ahora viene la Reforma Constitucional que han estado platicando de hace algún tiempo Alemán y Ortega para cambiar el sistema de gobierno a uno parlamentario y establecer de esa forma un sistema para perpetuarse ellos en el poder político. Piensan crear la figura de Jefe de Estado por medio de un presidente decorativo, y la de jefe de gobierno, por medio de un primer ministro nombrado por los diputados, cuyo periodo puede ser indefinido, y que obviamente ese cargo le corresponderá a Daniel Ortega, para seguir manejando el gobierno, sin ser reelecto en elecciones nacionales. Una de las cláusulas del nuevo acuerdo, es que los expresidentes serán diputados vitalicios y esperan aprobar las reformas en la primera vuelta legislativa para el 15 de Diciembre del 2008, y la segunda vuelta para enero del 2009, para que a su vez estos cambios afecten el proceso electoral del 2011. Desde esta perspectiva, el FSLN, será el partido preponderante y el PLC, el partido “zancudo”.

Por supuesto, como todos los actos pactistas, esto lo hacen a espaldas del pueblo. La ciudadanía nada tiene que ver en esto del cambio del sistema de gobierno. Ese cambio, repetimos, se piensa hacer como todos los actos pactistas, a espaldas del pueblo.

A estas alturas de la permanente crisis política que vive Nicaragua, creo que es tiempo para los liberales de reflexionar sobre el futuro de la organización. Porque no pueden esperar que el liberalismo sobreviva a largo plazo el continuo desgaste que viene padeciendo de hace tiempo, siendo el mayor de ellos, el desprestigio, especialmente de su dirigencia, a nivel nacional e internacional.

Los resultados de las últimas elecciones municipales, con fraude o sin él, deberían ser aleccionadores y considerados un llamado de atención para la gran militancia liberal, especialmente la no arnoldista. No prestarle atención a la situación en conjunto será suicida. Es aplastante la entrega que hizo Alemán del PLC al FSLN, 105 alcaldías para el FSLN y 37 para el PLC, una proporción correcta para la calidad de zancudo con que se conforma el PLC.

Es tiempo de hacerse preguntas, pero con sinceridad. ¿Hasta que punto el PLC y su dirigencia representa los intereses y la visión de la ciudadanía? ¿Están conscientes los liberales que son coautores del fraude por medio de sus magistrados en el CSE? No hay constancia documentada, que las autoridades del CEN-PLC, no estuvieron de acuerdo con las manipulaciones de sus magistrados en el CSE.

Todo lo fueron haciendo paso a paso en un periodo determinado de tiempo.

Le usurparon la diputación a Alejandro Bolaños Davis; le arrebataron el partido ALN, a Eduardo Montealegre; cancelaron ilegal y abusivamente la personalidad jurídica del Partido Conservador y del MRS, a pesar que ya estaban inscritos y participando en el proceso electoral; fue el representante legal de la Alianza PLC-Vamos con Eduardo Wilfredo Navarro, quien solicitó que se eliminase al PC y MRS de la contienda electoral; manipularon descaradamente el proceso de cedulación; usaron bienes del Estado y de programas del gobierno para hacer campaña electoral, sin que el CSE ni la Fiscalía Especial Electoral tomaran ninguna medida; no quisieron acreditar observadores reconocidos de prestigio, solamente a los del chavismo. No invitaron a los organismos de observación internacional que tradicionalmente han observado los procesos electorales del país como la OEA, Centro Carter; irregularidades en la entrega de credenciales a los fiscales de la Alianza PLC.

Si los liberales decentes creen que el PLC puede sobrevivir como organización política depositaria de la confianza publica, están equivocados. Los liberales honestos y con dignidad deben rescatar el partido.

Montealegre, sin partido y sin alcaldía, sin Beatriz y sin retrato, si quiere seguir en política, si no le ponen impedimentos y tiene libertad de acción, y si sinceramente está motivado e inspirado por sentimientos patrióticos y democráticos y quiere salvar realmente a Nicaragua de las fuerzas oscuras que la asedian, y quiere detener la caída del liberalismo nicaragüense en el precipicio en que se hunde vertiginosamente, tendrá que corregir irrevocablemente errores de visión y de identificación que ha cometido en el pasado, y darse cuenta de algo que le hemos advertido repetidas veces, que quienes atentan contra la democracia en Nicaragua, no es solamente Daniel Ortega y su pandilla, sino tambien Alemán y la suya, y su pacto con Ortega.

Tiene que darse cuenta, de una vez por todas, que no es únicamente Ortega, sino también Alemán, el adversario en la lucha por la democracia en Nicaragua.
Fuente;Nicaragua Hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

National Missing Children Alerts