Citas - citas-comunidad.com

jueves, 10 de septiembre de 2009

El Exito Trae Envidia en el Trabajo.

Los celos y la envidia son una fuente común de conflictos en el trabajo, enfrentados a este tipo de situaciones, muchas veces no sabemos cómo reaccionar.

El principal consejo es no caer en el juego y tratar de superar la situación por medio de la empatía.

La oficina es uno de los lugares donde quizás se expresan con mayor fuerza los celos, ese sentimiento tan desagradable tanto para “víctima” como para el “victimario”, y que poco o nada aporta al sano convivir de un grupo de compañeros.

La verdad es que es un tema que siempre me ha llamado la atención, no porque nunca lo haya sentido o mire como bicho raro a quienes lo padecen. No, nada de eso, tampoco sé cómo lo hacen esas personas que confiesan nunca haber sentido codicia del otro. Dudosa declaración, considerando que algunos expertos manifiestan que éste es un mal innato en la especie humana.

Según lo señala Wikipedia, algunos casos pueden ser síntoma de un complejo de inferioridad, mientras que algunos psicólogos afirman que son la exteriorización de la propia desconfianza o desamor propio’. Nada más certero para graficar lo que en ocasiones acontece en el trabajo.

A modo de ejemplo, contaré un caso cercano. Luciana, una antigua amiga de infancia entró a hacer un reemplazo en un museo aeronáutico. Todo iba bien y ella ponía todo de su parte, pero no contó con la presencia de la señora Anita, una mujer que llevaba más de 20 años en el puesto y que no le agradaba su presencia, por sentir que podría quitarle su lugar, lo que no era cierto, ya que ella pretendía seguir estudiando y no trabajar de inmediato.

El ambiente se fue tornando complejo, ya que la señora Anita, demostró con gestos y desplantes su descontento por la presencia de Luciana. Le encomendaba tareas pesadas, como una vez que le pidió que realizara el inventario de la biblioteca junto a ella, pero la administrativa no era capaz de hacer más de cuatro libros por día, lo que provocó que la estudiante se llevara todo el peso y terminara antes de lo presupuestado su paso por ese empleo.

Las interrogantes que me surgen son: ¿Cómo reaccionarías si te afecta una situación similar?,¿con quién te identificas?, ¿quién actúo de forma correcta? ¿Luciana?, ¿Alicia? Yo creo que ninguna de las dos, ya que el éxito llama al éxito, y también a la envidia. Entre algunos consejos que me parecen sensatos para desarmar los celos de tus compañeros son:

-Combatir la envidia con altura de miras, destacando las potencialidades del que siente envidia o celos laborales, buscando que recupere la seguridad que necesita para sentir que sus pares y sus superiores valoran su desempeño.

-Gana el respeto de tus pares. Estar dispuesto a escuchar a todos y aprender los mecanismos sin imponer tu postura de manera intransigente o altanera. Tener equilibrio a la hora de los éxitos o de los fracasos para con tus colegas, en el fondo ser empático con el entorno.

En suma, y quizás el más efectivo de todos los recursos: Usa la disuasión, interesantes argumentos sobre los puntos anteriores recomiendo visitar el siguiente enlace: enplenitud.

Los celos, en general, no sólo van existir en el ámbito del trabajo y esto es por la competencia que puedes representar para tus compañeros, ante eso, desenvuélvete con naturalidad, no exageres tus éxitos, porque puedes quedar como presumido(a) , trata de trabajar en equipo y, si se puede, relaciónate con todos.

Artículo Original de empleo.universiablogs

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

National Missing Children Alerts